Los residuos no peligrosos son aquellos deshechos que no tienen ningún riesgo para la salud ni para la contaminación del medio ambiente.

Muchos de estos residuos no peligrosos pueden reciclarse, por lo que una correcta gestión de estos residuos se puede traducir en beneficios económicos de reutilización de los materiales en cualquier actividad empresarial

En Recoval desde hace más de 30 años somos especialistas en la gestión integral de residuos en la Comunidad Valenciana

Nuestra amplia flota de vehículos y contenedores destinados al almacenamiento y transporte de residuos no peligrosos nos permite ofrecerles soluciones globales para su gestión.

Garantizamos una correcta trazabilidad y gestión de los residuos asesorando en todo momento a nuestro cliente sobre toda la documentación que debe de tener y/o presentar

Autorización 478/T02/CV
Residuos no peligrosos que gestionamos:

  • Subproducto hortofrutícola
  • Papel y cartón

  • Plástico y envases ligeros

  • Envases no contaminados

  • Basura industrial

  • Metales

  • Cableado

  • Limaduras y virutas

  • Caucho

  • Escombros

  • Madera y palets

  • Restos de poda

  • Palmera picudo

  • Restos de azulejos

  • Desechos de tierra y arena

  • Sobras de material de construcción

  • Hormigón

  • Ladrillos

  • Tejas y materiales cerámicos

  • Materiales de aislamiento

  • Muebles y enseres

  • Ropa y textiles

  • Chatarra


¿Necesitas almacenar tus residuos?

En Sucemart contamos con una amplia gama de contenedores desde 5m3 hasta 40m3 para que su almacenamiento y gestión sea más fácil.

Solicita Presupuesto
Ver contenedores


Ellos ya han confiado en nosotros


Preguntas frecuentes

La gestión de residuos no peligrosos se lleva a cabo mediante diferentes etapas:

  • Almacenamiento de los residuos: Los residuos son almacenados en diferentes contenedores según su naturaleza. Los residuos urbanos no peligrosos son almacenados en contenedores que son los que ya conocemos por su color (verde, amarillo, azul, gris y marrón) mientras que los residuos industriales son almacenados en contenedores metálicos con diferentes capacidades según las necesidades de cada productor. Estos últimos pueden estar tapados y tener puertas para facilitar su depósito.
  • Recogida y transporte de los residuos: Una vez los contenedores están llenados, un camión es el encargado de retirar o cambiar el contenedor por uno vacío mientras que el residuo es llevado a una planta de reciclaje.
  • Tratamiento de los residuos: Dependiendo de la composición del residuo y su estado, su tratamiento y destino final es diferente, pueden ser valorizados o eliminados.

Entre la clasificación de los residuos no peligrosos podemos encontrarnos:

  • Residuos urbanos, es decir los que son generados en casas, oficinas, servicios o comercios
  • Residuos inertes, son aquellos que no presentan transformaciones físicas, químicas o biológicas significativas y por lo tanto no representan ningún riesgo para el medioambiente.
  • Residuos de construcción, son aquellos residuos generados a raíz de una construcción o demolición como por ejemplo los escombros
  • Residuos valorizables, son aquellos residuos no peligrosos que son entregados a gestores para su reciclaje como es el cartón, el plástico, etc

La legislación en materia de Residuos determina que son residuos peligrosos “aquellos que figuren en la lista de residuos peligrosos, aprobada en el Real Decreto 952/1997, así como los recipientes y envases que los hayan contenido”

En muchos casos para saber si el producto es peligroso o, en la etiqueta o hoja de seguridad deberá contener pictogramas correspondientes que determinará si un material es peligroso o no

Otra de las formas para determinar si un residuo es peligroso o no, es consultar la Lista Europea de Residuos (LER, aprobada por la Orden MAM/304/2002. En ella se clasifican los diferentes tipos de residuos mediante códigos de 6 cifras (código LER). Si el residuo tiene contiene un asterisco (*) al lado del código, éste será considerado como peligroso, de lo contrario el residuo no será peligroso.

Según el artículo 17 de la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, los productores o poseedores de residuos no peligrosos deberán cumplir con las siguientes obligaciones:

  • Asegurarse de un correcto tratamiento de los residuos bien por sí mismo o encargando su tratamiento a una entidad o empresa registrada y autorizada
  • Acreditar documentalmente las operaciones de gestión de dichos residuos ante la entidad local o
  • Se deberá facilitar a las empresas autorizadas para llevar a cabo la gestión de residuos la información necesaria para su adecuado tratamiento y eliminación
  • Separar por tipos de materiales los residuos dentro de los términos y condiciones que reglamentariamente se determinen
  • La responsabilidad de los productores o poseedores iniciales de los residuos, concluye una vez se hayan entregado los residuos en los términos previstos en las ordenanzas locales y normativa.

La duración del almacenamiento de los residuos no peligrosos en el lugar de producción será inferior a dos años cuando se destinen a valorización y a un año cuando se destinen a eliminación.

¿Necesitas un presupuesto a tu medida? Solicítanos sin compromiso.
Gracias por contactar. Su mensaje ha sido enviado. Le daremos una respuesta a la mayor brevedad.
Hubo un error al enviar su mensaje. Por favor, contacte con nosotros por teléfono o por email. Encontrará nuestros datos de contacto al pie de nuestra web.

Pide presupuesto

Te asesoramos sin compromiso

Contactar